Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Quiero haceros partícipes de mi último poema, que acaba de ser premiado en el IV Certamen literario poético "Igualdad y mujer " Ribaforada 2012.


EL REGALO QUE SOÑASTE


Pintaron níveas huellas en mis manos
con plumas de aves para ser tu sueño.
Recorrí los caminos despojada
bautizada mujer, iluminada,
ciudadana del mundo y redentora.
De color de amapolas es mi sangre
y el alma tengo como viento libre
que recorre designios de la luna.

Cavaron en mi cuerpo las insignias
para ser el regalo que soñaste
y allí donde respiras mis aromas
cubro tu alcoba de pétalos rojos.
Quiero ser libre, como ave furtiva,
ninfa purificada con el viento,
ser yo, ser mía, dueña de mi sino
antorcha que ilumina entre las sombras.

La seda de mis manos trabajadas
ha poblado tu vida de esperanza.
En tus días de lluvia soy aliento
y escalo las montañas de tus días
para llenar tu mesa de manjares.
El mundo se ha llenado de mi sangre
mis sueños de mujer, con mis caricias
viven para el servicio de la vida.

Te entregaré mi esencia femenina
viviendo relegada a convergencias
con el destino escrito en mis estrellas
legando mis pedazos por las calles.

Elena Sánchez

2 comentarios:

Ann@ Genovés dijo...

Elena,

Un poema sincero que vislumbra tu vida; llena de entrega… A veces recompensada y a veces despojada de toda dádiva.

¿Por qué será que las mujeres damos tanto y los hombres –mayoritariamente- tan poco? Me han encantado tus estrofas difuminadas por el aire y recogidas en las rosas. Tu poesía es dulce y armoniosa. Preciosa.

Un beso muy fuerte poetisa del amor,

Ann@ Genovés

Elena dijo...

Realmente expresa lo que somos las mujeres, adnegadas, entregadas, sacrificamos nuestros intereses por los otros...en fin, que nos gustaría volvar por un día y ser nosotras mismas.