Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 6 de junio de 2012


MAR

Corazón de la Tierra
en alegre flujo de aguas
repleto de seres que se esconden
en masas de omnipotente presencia
buscas tierra y gente
para que mire la faz de tus entrañas.

Cuando te enfureces
te llevas lo que encuentras a tu paso
cuando estás alegre
te emerges en olas ondulantes
revoloteándose  entre brisas.
Si estás triste, te quedas quieto,
esperando que las aves llenen
ese vacío de tu nostalgia.

-Elena Sánchez-

2 comentarios:

Ann@ Genovés dijo...

Elena,

Mágicas palabras sobre el mar embravecido y la balsa calma del mar quieto. Precisas y hermosas, como las olas meciéndose entre tus dedos.

Me ha gustado mucho, besos
querida amiga,

Ann@ Genovés

Elena dijo...

Gracias, quedó un poco corto, pero a veces lo conciso también dice mucho. Un beso, mi querida escritora.