Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 26 de agosto de 2012


Cayeron los pétalos de sus flores
en  marchita savia amanecida
llegó la noche en su alma, cautiva
sin sueños, perdió el hoy y el mañana.

En alta torre, con siete llaves  encadenada
sumergida entre luces de divinos soles
suspira  al vuelo de mariposas
con ojos cansados que parpadean.

Dragones de fuego vigilan su sueño
preparan su templo entre cofres de oro
en anhelo de doncella encarcelada
sueña cada noche con mirar las estrellas.

Despojada de voluntad y fantasía
suplica a los astros ser vuelo de ave
permanece en reflejo de espejo, dócil
ante joyas y tesoros ofrendada.

Esta noche llega la muerte bendecida
en rendición de su pálida alma.
Nada la libra de tal cruel enemigo.
No se compra el amor ni el deseo.

Título: "ENCADENADA"
Elena Sánchez (España)

2 comentarios:

Ann@ Genovés dijo...

Elena,

Tu tempo es delicado y tus versos florecientes. Me deslizo por tus estrofas y me veo en la torre, presa del anhelo y de las cadenas que no me dejan sola.

Pero, llega la de la guadaña y me atesora… A veces, la muerte es mejor que la vida. Siempre nos quedará la esperanza, de tenerte para que nos cantes si tenemos miedo.

Muy buena, un beso amiga,

Ann@

Elena dijo...

Cuántas princesas hay en las torres, cuántas vidas encadenadas a la rutina, los estereotipos y las sentencias de la vida que se empeña en hacernos de una manera que no somos...Gracias por tu comentario, amiga. Siempre un placer.