Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Los impacientes sueños se transmutan
haciéndose poema con tu cuerpo.
Se deslizan los besos
formando templos con tus poros tibios
y por la playa de esas ansias tuyas
errante me sumerjo.

Nos recorre la lluvia de gaviotas
y surges como mito
haciéndote luz entre las tinieblas.
Cada surco en tu piel es terciopelo
y en mi alcoba te rezo
para ser ese bosque que te llame.

Recorro cada instante de tus manos
y en leve ceremonia
te adoro como si fueses mi dios...
Ya solo soy adicta a tu mirada
para saciar el hambre
que el polen de tu sangre me conmuta.

Título: "EN MI ALCOBA TE REZO"
Autoría: Elena Sánchez (España)
©Todos los derechos reservados

2 comentarios:

Anna Genovés dijo...

Un poema que, si sabes leer entre líneas, te puede llevar a pensar en esos amores platónico que toda mujer añora. Un amor como el del príncipe de los cuentos que escuchábamos cuando éramos niñas y que deseamos encontrar.

Muy bello, besitos, Ann@

Elena dijo...

Sí y como spñar es gratis, no está penado por la ley ni la religión, pues soñamos... y así creamos. Besos.