Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 1 de abril de 2012


SIRENA

Surqué el cielo con mis manos
batiendo vuelos interminables.
Mi corazón se detuvo un instante
para convertirme en doncella de piel nívea
ninfa de lluvia y tempestades.

Se rindió mi condición humana
conquistadora de tesoros escondidos.
Ahora soy sirena sumergida
entre océanos que esconden
sus secretos en arrecifes de coral.

Vivo rescatando náufragos
derrotados en batallas inacabadas,
recojo despojos de playas olvidadas
conchas con sonidos del viento
y espero en la bahía
para recoger estrellas perdidas.

-Elena Sánchez-

2 comentarios:

Ann@ Genovés dijo...

Elena,
Te has convertido en el alma caritativa que ayuda a los necesitados; quizas porque tu amargura ha hecho Que trasmutaras en sirena...
Hermosa poesia y preciosa imagen. Bss Amiga,Ann@

Elena dijo...

Siempre me han encantado las sirena y me hubiera gustado ser como una de ellas, pero también, por otro lado, la belleza física no lo es todo, aunque soñar por un momento no está mal. Lo del alma caritativa, me sale, me reblandezco fácilmente.
Besos