Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 25 de noviembre de 2012

En este oscuro rincón de mi existencia
con mi piel turbada entre las sombras
con los hombros llenos de ese presagio
que matiza mis sentidos más profundos.
Espero a que el tiempo marque mi ruta
sin temor a nada, ni a nadie
con mi espada empuñada
sin temer incluso a la muerte
aunque llame un día a mi puerta.

Ya entiendo el sentido de este mundo
donde las pléyades derraman su estela
para ser la elegida entre los mortales
y reinar en la soledad más absoluta.
Ahora ya no cesa el camino,
viene a meditar sobre mi
para bautizarme como sierva nueva
para ser testigo del perecedero tormento
que ha de llover sobre la Tierra.

"BAUTIZADA"
Elena Sánchez
©Todos los derechos reservados


3 comentarios:

Anna Genovés dijo...

Vuelves a inquietarme... Tu poesía está dando un giro hacia la oscuridad ¿o me lo parece a mí?

Desde luego me ha encantado, puedes imaginarlo. Veo una poesía madura, desprovista del preciosismo inexistente en esta sociedad.

Es el reflejo de lo que nos sucede, tu cuerpo, tu corazón, tu alma... Y la de todos, están apenadas, están al borde del abismo. Un bs, Ann@

Elena dijo...

Es esa oscuridad que parte de nuestro interior, aflorando a veces. En este otoño, hay días de viento, otros de lluvia y unos terceros de sol intenso, quizás seamos como el otoño.

Elena dijo...

no tiene futuro,te lo tienes creido, cansa para la saciedad,eres una fracasada solo te interesa un POLVO CON UN NEGRO, ir de farra todo el dia