Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 25 de noviembre de 2012

¡Qué dolor hay en el alma!
¡qué dolor!
Que no lo finge nadie...

Me llama el amor puro
cruzando mil caminos
sobre los verdes valles.
Me llaman los olivos
cuando me ven pasando
y encuentro nueva amiga
que se llama tristeza.

¡Qué dolor se desgrana!
¡Qué dolor!
Que ya ni lo padezco...

Antes de que mi llama
el invierno la apague
mi corazón palpita
como racimo vivo
tiñendo el azul cielo
al lado de quien yo amo.

¡QUÉ DOLOR!
Elena Sánchez (España)
©Todos los derechos reservados


2 comentarios:

Anna Genovés dijo...

Dolor de corazón entre versos perfectamente estruturados.

Muy buena, querida amiga, Ann@

Elena dijo...

A veces el corazón deja desparramarse un poco y se aflora como los días delluvia, aunque luego pase. Besos.